ESTA PÁGINA ESTÁ EN CONSTRUCCIÓN PERO PUEDES IR COTILLEANDO LOS AVANCES

ESTA ES NUESTRA HISTORIA Y TE VA A HACER GRACIA

La Hoya de Gualy es una casa familiar que construyó mi tatarabuelo (con sus propias manos y las de gente de pueblos de alrededor) para huir de la epidemia del cólera durante el siglo XVIII.

Seguro que tú también hubieras querido hacer algo así durante El Confinamiento (sí, con mayúsculas porque fue tremendo y creo que nuestros hijos lo estudiarán así).

Bueno. Pues te cuento.

Mi tatarabuelo, saliendo de la nada, consiguió convertirse en alguien importante en Macastre uno de los pueblos cercanos.

Cuando llegó la epidemia del cólera a Valencia, huyó rápidamente (porque era de riesgo) buscando aire puro, MUCHO aire puro. Ese lugar era un terreno que ya tenía y al que no le hacía mucho caso, a 20 minutos del pueblo.

No huyó muy lejos, pero tampoco le hizo falta. La Hoya de Gualy sigue siendo un punto con un aire puro y un microclima que atrapa en nuestros días.

 

Cuando murió, se la dejó a mi bisabuelo y este a mi abuela y ella a mi padre y a mi tío (y padrino) que vendió su parte a mi padre.

Cada una de las generaciones a las que ha pertenecido esta casa ha aportado buenas y malas ideas.

La casa ha presidido campos de vid, olivos, guisantes, trigo, y actualmente almendros.

Ha estado rodeada de bosques de carrascas, de pinos, y luego de matorral mediterráneo.

La casa se ha construido y reconstruido a base de cambios, de errores y mejoras.

 

Una finca que representa la vida misma, y que es prueba sólida de que detrás de cada caída, con esfuerzo, hay un resurgir. Y que con el paso de los años, la mejora será sustancial.

 

¿Por qué tiene este nombre tan raro?

Realmente no estamos seguros, pero estas son nuestras deducciones:

HOYA:

La zona en la que está construída la finca, se llama la Hoya de Buñol. Hoya es una formación geográfica en la que se ve perfectamente una llanura rodeada de montañas. La Hoya de Buñol es tan extensa que abarca una comarca.

Si observas desde nuestro muro las vistas, verás que la finca está construída exáctamente sobre una hoya. Ves claramente una llanura de viñedos y pinadas, y en el centro una colina que domina un pantano.

Así que lo de Hoya podría venir de “Hoya de Buñol” o porque realmente, estamos justo al borde de una pequeña “hoya geográfica”.

DE GUALY:

Wali, en árabe (valí en castellano), es un cargo existente en muchos lugares del mundo árabe que equivale a un gobernador.

Según mi abuelita, en estas tierras se instaló un gobernador de la época y las llamó así. (Hoya del Valí, sería en castellano). Pero por pronunciación y/o por lo exótico del nombre terminaría escribiéndose mal.

De hecho, en los registros aparecemos como Hoya de Guali. La “y” parece que se la sacó de la manga alguna generación.

 

¿Quiénes somos actualmente los que intentamos sacar la finca adelante?

Primero mi padre, Álvaro. La Hoya es su afición. Y donde está mi padre, suele estar mi madre. Son como el punto y la i. Literalmente y en todos los sentidos.

Luego está mi hermano (también Álvaro), que le hace a mi padre las cuentas para que mi padre no se pase con los arreglos y pueda pagar a Antonio, que lleva con nosotros toda la vida arreglando tejados con el mismo cariño que si fueran suyos. Es un miembro más de la Hoya.

Por último, yo, (también Paloma), que soy la que lleva la web y el contacto online con vosotros.

Dentro de algunos años, si les apetece, puede que también estén Lucía, la niña más bonita y feliz del mundo a los ojos de su madre (yo) y su nuevo hermanito, Álvaro (4a generación de Álvaros), que casi nace aquí durante nuestro pandémico año.

Todos tenemos nuestros trabajos aparte porque lo que dan los retiros se lo queda Antonio en jornales bien merecidos, y la casa en mejoras para vosotros (y para nosotros, claro).

 

Si le preguntas a mi padre, te darás cuenta de que es una casa llena de sueños cumplidos y sin cumplir.

 

Pues esta es la historia de nuestro pequeño-gran remanso de paz.

 

Si quieres saber más tendrás que venir a conocernos personalmente :).

 

SI A TÍ TAMBIÉN TE GUSTARÍA RESURGIR TAN BONITA COMO LA HOYA DESPUÉS DE CADA CAÍDA…

ESTO TE GUSTARÁ

LA EXPLICACIÓN DE LA FINCA

El exterior de la Hoya es una maravilla, como ya habrás podido ver:

En el Valle de Forata se ve nuestra “piscina” (el propio pantano a 7 minutos en coche y 40 andando), Quinete, la finca de los viñedos con la mejor uva de mesa del mundo, el Montrotón que parece un sombrero gigante pero si le das la vuelta en bici de das cuenta de que es un montículo minúsculo. (Para mí, que soy algo friki de las metáforas, representa los problemas: Parecen enormes e insalvables, pero cuando por fin te atreves a afrontarlos, descubres que son una tontería, un paseíto).

Cuando tengo un problema sobre el que pensar, me encanta sentarme a reflexionar sobre él mirando el Montrotón.

Detras de la casa se alza el Pico de Sierra Martés. Uno de los más altos de la Terreta con más de 1.000 m. Y presidiendo los campos, el Pico del Ave flanqueada por otros 2 montes con los que forma el trío perfecto para alumbrar cada verano las lunas de agosto.

La finca está rodeada de 12 hectáreas de campos de almendros y olivos. También hay un encinar, una pinada y una cañada de trigo. Quedan pendientes los campos de lavanda.

Hay también un corral de ganado en el que todavía hoy, el único rebaño que queda en la zona, duerme cuando les viene de paso. Pozo propio, de agua que recogemos de la lluvia y electricidad de nuestras placas solares. ¿Ecológico y sostenible dices? Somos el no-va-más de la ecología. Cero químicos, y (según la generación que habite la casa), cero plásticos y resíduos.

Cuando entras en la casa, puedes hacerlo de dos formas:

  • Por la puerta grande: Si tienes la suerte de verla abierta de par en par, la primera vez que entras por ella casi casi impresiona. Si está cerrada por moscas, por viento, por “fresquito” o por calor, lo harás por la puertecita, un huec monísimo que se abre en el mismo portón y que a los actuales dueños de la casa les encanta tener lleno de trampas en forma de cortinas que se te enredan en el mismo momento en que tienes que calcular exáctamente la altura del escalon que sube y baja. Es divertido y nadie fuera de la familia se ha caído nunca. Tenemos un premio reservado para el primero.

Al atravesar las trampas o el portón, puedes ver una inmensa entrada con una mesa al fondo (la mesa del comedor de verano), y puertas altísimas que corresponden a las habitaciones de abajo.

Como curiosidad: Antiguamente la entrada era de carros, se ataba a los caballos justo ahí dentro. Y te dejaban literalmente en la puerta de tu habitación.

  • Por la puerta de atrás: Esta puerta es el acceso desde el patio de las cuadras a la zona de comer: office, cocina, despensa y comedor.

En el comedor se sirven desayunos de hasta 12 personas. Y tiene la chimenea que más calienta de toda la casa en invierno. Es una estancia muy agradable.

La cocina está de luto. Recientemente hemos cambiado las ventanas, que también databan del siglo XIX. La mejora ha sido sustancial teniendo en cuenta que solíamos cocinar con toda la fauna que entraba por cualquier aguero al oler el aroma de los pucheros. Aún así, era guay tener ventanas del siglo 1.800 con rejas por dentro.

La despensa es tal cual era. Y tiene una trampilla de la época que lleva a un lugar secreto. Ya lo verás ;).

El otro acceso a la zona de comilonas, por el interior, es atravesando… ¡La chimenea! Como lo oyes.

 

Te reciben una mesa central de la época, una alacena, una cantarera también de la época y 3 altísimas puertas: cocina con horno de leña de 1.800, comedor con chimenea y una enorme despensa con una trampilla que baja a una bodeguilla con un encanto arrollador.

 

También encuetras ahí el primer baño que existió en la zona de Yátova (ahora renovado, por supuesto, no te vamos a hacer sentar en un zulo). Mi abuela siempre contaba que se acercaban curiosos de los pueblos de los alrededores a curiosear… el váter.

Hacia el lado opuesto al salón y a la chimenea más grande que has visto nunca, y justo encima del “cuarto de la escalera”, encuentras… Exacto: la escalera.

En el piso de arriba hay 4 habitaciones:

La habitación del depósito, por ser un antiguo cuartucho en el que aún está el depósito de agua, ahora convertido en una preciosa y curiosa habitación individual.

HABITACIONES DE ABAJO:

  • EL CUARTO DE LA ABUELA: Es el cuarto en el que acaban durmiendo todas las abuelas de todas las generaciones. Tiene una cama de matrimonio de 1,35 y conserva el mobiliario de 1.946. Al terminar la guerra civil, en la Hoya quedaron las paredes, 2 silloncitos y una mesita que aún consevamos (de 1.800). En el 46, cuando mi abuelo pudo recuperar la casa, tuvieron que reamueblarla íntegra. Es uno de mis 2 cuartos favoritos por todos los momentos bonitos y divertidos que he vivido allí con mi abuela y por el mobiliario, que restauramos entre Juan y yo en 2020 íntegro.

LA HABITACIÓN DE INVITADOS:

También montada con mobiliario de 1.940. Tiene un armario precioso de mírameynometoques, dos camas individuales de 110 y, al igual que el cuarto de la abuela y el que viene a continuación, tiene un “kit” completo de baño de época, apto para usar si no te importa cargar con cubos.

LA HABITACIÓN DE LA ESCALERA:

Conocida en tiempos de mis abuelos como “el cuarto de la Guardia Civil”, que hacía las veces de policía de monte (forestal) y que tenía que ir pernoctando en casas ajenas.

Antes todo era un poquito más salvaje y también un poquito más simple. En lugar de tener puestos específiquísimos, la Guardia Civil cuidaba de de todo: montes, bosques, campos, carreteras y caminos… Y ojo… lo hacían a pie. La tradición mandaba dar cobijo y descanso a la Benemérita cuando la ruta les llevaba a la puerta de tu casa. Ellos velaban por ti, y tu por ellos.

¿A DÓNDE LLEVAN LAS ESCALERAS?

Al piso de arriba. Era el piso donde mi tatarabuelo se encerraba a trabajar. Tenía una habitación, con un depósito de agua (la única habitación individual de la casa), un taller, y un salón-despacho que luego se convirtió en mi habitación (la que tiene una decoración rústico-manchega).

Ahora además hay un baño compartido, la única habitación de casa con baño en suit, una chimenea y un billar donde se han jugado grandes partidas.

“El salón de los abuelos” actualmente mi cuarto, completamente inspirado en el estilo rústico- manchego. Una habitación doble con 2 camas individuales, escritorio, el baúl de las mantas de toda la vida y mesita de noche, también de toda la vida.

 

“La habitación de los Álvaros”, con 2 camas dobles individuales, armario de muñecas antiquísimo y muy bonito, de la época de la tos con maderas incrustadas, y con un armario, y escritorio.

 

Todas estas habitaciones (menos la del baño en suite), comparten “EL TALLER del abuelo” ahora reconvertido en baño completo, con bañera. Y la zona del billar con chimenea. que hace de distribuidor.

Justo arriba, se pueden ver algunas fotos chulísimas en las que se puede cotillear cómo eran nuestros antepasados y la casa a mediados del siglo XX.

 

Como puedes ver, querido lector-a, esto no es una casa rural, ni un hotel, ni una casa de retiros. Es la casa de una familia que ha montado esto para que alguien como tú pueda venir a pasar unos días a retirarse del mundo exterior.

No hay pueblo, ni casas, ni nada ni nadie alderedor. Es simplemente un lugar accesible (50km de Valencia) al que venir a ser tú. Puedes hacer solo-a, con tu grupo de yoga, con tus alumnos, con tus empleados.

Es una casa que representa lo que somos todos y que inspira a determinar un nuevo rumbo que implique algo bueno para ti y para los demás.

Lo único que hace mi familia es compartir su casa y sus pertenencias contigo, y acompañarte en el proceso si es preciso.

Serás (o seréis) uno más.

 

Seguimos con el tour que aún hay más.

LA CASA DE LOS CASEROS Y LA SALA DE YOGA

LA BODEGA

¿CÓMO ES HACER UN RETIRO EN LA HOYA DE GUALY?

Bien, ahora ya conoces las instalaciones. Vayamos a la parte interesante: ¿Qué puedo hacer si vengo a vuestra casa?

Puedes hacer lo que quieras. Pero te lo simplifico:

  • Puedes venir a hacer un retiro tú, solo, contigo.
  • Puedes venir a hacer un retiro de pareja.
  • Puedes ser guía o maestro o profe y venir con tus alumnos y seguidores a organizar tu propio retiro.
  • Puedes venir con tu empresa y hacer una convivencia en la naturaleza con la idea de dejar la competitividad atrás y fomentar las buenas relaciones la salud y el bienestar psicológico y emocional de tus empleados, hasta el punto de que no quieran irse de tu lado ni por un sueldo de 200K.

ACLARACIÓN: Nosotros NO hacemos de guías. Acompañamos todo la estancia y nos encargamos de que quieras volver cada mes, lo que hará que vuelvas al menos una vez al año.

RETIROS INDIVIDUALES O EN PAREJA

Habitualmente soléis quedaros en la Casa de los Caseros. No es una casa romántica. Tiene chimenea, y muchas velas. Es mona, pero no es romántica. No está pensada para el romanticismo, si no para la reflexión y la obervación.

No somos una familia de pijos y nuestro target no es el de un hotel de 5* con spa. Eso es romántico. Nuestro target es gente que como nosotros, busca la manera de ser cada vez más flexible: son las ramas más flexibles las que más aguantan un huracán, y los edificios más flexibles, como los de Japón, los que pueden aguantar los terremotos más temibles.

Estarás a gusto. No estarás de lujo. El lujo es para los inflexibles. Pero ni tú ni yo queremos eso. Tú y yo sabemos que la vida no va de lujos: va de libertad y la libertad, pasa por el árduo camino de volverse más flexible. Más tolerante y comprensivo con uno mismo y con los demás.

Tampoco somos una cabaña en el bosque, con un zulo como baño. Montamos retiros en los que el objetivo no es el límite. Simplemente pequeños detalles que te obligarán a ceder ligeramente. Sin grandes esfuerzos de duchas heladas (aunque si quieres eso, solo tienes que cerrar el agua caliente, y dormir en la hamaca, debajo del tilo o directamente sobre la hierba).

 

El retiro puedes diseñarlo tú o pedirme que te lo planifique yo. Tengo un material excepcional para reflexiones en parejas

Podéis hacer un retiro de silencio, de contemplación, con distintas meditaciones. O de reflexiones de pareja y puesta en común de modos y formas de ver la vida y vuestro camino.

 

Hay quien viene solo pero prefiere cierta convencia. En ese caso puedes quedarte en alguna de las habitaciones del piso de abajo, estarás de maravilla.

RETIROS O TALLERES EN GRUPO

Habitualmente soléis quedaros en la Casa de los Caseros. No es una casa romántica. Tiene chimenea, y muchas velas. Es mona, pero no es romántica. No está pensada para el romanticismo, si no para la reflexión y la obervación.

No somos una familia de pijos y nuestro target no es el de un hotel de 5* con spa. Eso es romántico. Nuestro target es gente que como nosotros, busca la manera de ser cada vez más flexible: son las ramas más flexibles las que más aguantan un huracán, y los edificios más flexibles, como los de Japón, los que pueden aguantar los terremotos más temibles.

Estarás a gusto. No estarás de lujo. El lujo es para los inflexibles. Pero ni tú ni yo queremos eso. Tú y yo sabemos que la vida no va de lujos: va de libertad y la libertad, pasa por el árduo camino de volverse más flexible. Más tolerante y comprensivo con uno mismo y con los demás.

Tampoco somos una cabaña en el bosque, con un zulo como baño. Montamos retiros en los que el objetivo no es el límite. Simplemente pequeños detalles que te obligarán a ceder ligeramente. Sin grandes esfuerzos de duchas heladas (aunque si quieres eso, solo tienes que cerrar el agua caliente, y dormir en la hamaca, debajo del tilo o directamente sobre la hierba).

 

El retiro puedes diseñarlo tú o pedirme que te lo planifique yo. Tengo un material excepcional para reflexiones en parejas

Podéis hacer un retiro de silencio, de contemplación, con distintas meditaciones. O de reflexiones de pareja y puesta en común de modos y formas de ver la vida y vuestro camino.

 

Hay quien viene solo pero prefiere cierta convencia. En ese caso puedes quedarte en alguna de las habitaciones del piso de abajo, estarás de maravilla.

ACTIVIDADES PARA DIVERTIRSE

ANDANDO POR / DESDE LA FINCA:

  • PASEO ENTRE VIÑEDOS (1-2 h)
  • RECOGIDA DE FRUTOS DE TEMPORADA (almendras, olivas, moras, tila, tomillo, romero, manzanilla, collejas, espárragos, plantas aromáticas…) (1-2h)
  • PASEO AL PANTANO DE FORATA (2h)
  • PASEO AL PULPITICO (1h)
  • DESCENSO AL BARRANCO (1h30)
  • DESCENSO A LA FUENTE DEL TATARABUELO (porque la hizo él) (1h30)
  • OBSERVACIÓN DE ESTRELLAS (indefinido)
  • OBSERVACIÓN DE AVES (1h)
  • ACTIVIDADES DE LIMPIEZA Y RECUPERACIÓN DEL MONTE MEDITERRÁNEO (2h)
  • LECTURAS (indef.)
  • PASEO ENTRE LAS CAÑADAS y subida al puntal (1h)

 

FUERA DE LA FINCA (CON TRANSPORTE)

  • EXCURSIÓN EN BARCA POR EL PANTANO DE CORTES (+10€)
  • PASEO EN CANOA (+ 20€)
  • EXCURSIÓN AL CASTILLO DE CHIREL
  • EXCURSIÓN A LA CUEVA DEL TURCHE O A LA CUEVA DE LAS PALOMAS (con piscinas naturales)
  • PISCINAS NATURALES DE CHIREL
  • PUEBLOS CON CASCO HISTÓRICO: Buñol, Requena, cuna del vino valenciano (visita alguna bodega de los mejores vinos de la terreta), Cortes de Pallás
  • EXCURSIÓN A SIERRA MARTÉS

OTROS RETIROS QUE TAMBIÉN HEMOS ORGANIZADO:

Lectura, meditación, escritura terapéutica, yoga, floreiterapia, arteterapia, baños de monte, paddelyoga;

 

PACKS:

PACK AVENTURERO

PACK FAMILIAR (acts con niños);

ASTRONÓMICO;

DEPORTIVO;

RELAX.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.